top of page

Cómo dominar una llamada de ventas con técnicas persuasivas


Cómo dominar una llamada de ventas con técnicas persuasivas
Cómo dominar una llamada de ventas con técnicas persuasivas

Las llamadas telefónicas son una de las herramientas más poderosas y efectivas para vender productos o servicios, generar confianza y fidelizar clientes. Sin embargo, no basta con tener un teléfono y una lista de contactos para lograr el éxito. Se requiere de una preparación previa, una estrategia definida y un entrenamiento constante para desarrollar las habilidades y competencias necesarias para convertir cada llamada en una oportunidad de negocio.


En este artículo, te mostraremos cómo puedes mejorar tus ventas telefónicas siguiendo estos pasos:


1. Realiza una investigación previa sobre el cliente potencial


Antes de marcar el número, debes conocer a quién estás llamando y tener información sobre su empresa y sus necesidades. Este análisis te brinda datos esenciales que facilitarán la personalización de tu estrategia y la formulación de una oferta que resuene con el cliente.



Estas herramientas te permiten ver el perfil profesional del cliente, conocer su experiencia laboral e historial educativo, ver qué publicaciones ha compartido recientemente y qué artículos ha escrito, buscar información sobre la empresa y su industria, y medir el nivel de interés y compromiso del cliente.


2. Conecta con tu prospecto


Conecta con tu prospecto
Conecta con tu prospecto

Al iniciar la llamada, invierte unos momentos en establecer una conexión con tu prospecto. Dirígete a él de manera amena y pregúntale acerca de su día o de su negocio en general.


Esto favorece la creación de un vínculo personal y refleja tu interés en ellos como personas, no solo como una oportunidad de venta.


Muestra empatía y demuestra que entiendes sus problemas. Haz preguntas abiertas para fomentar la conversación. Evita utilizar frases genéricas que puedan sonar falsas o aburridas.


Por ejemplo, en lugar de decir “Quería saber si te interesa mejorar tu presencia en línea y aumentar tus ventas”, puedes decir “He visto tu página web y me ha gustado mucho tu propuesta. ¿Qué tal te va con las ventas online?”


3. Presenta una declaración de valor


De manera breve y concisa, presenta una declaración que muestre el valor que puedes ofrecer al cliente. Enfócate en cómo puedes ayudar a resolver un problema o satisfacer una necesidad específica del cliente.


Para crear una declaración de valor efectiva, debes tener en cuenta los siguientes elementos:

  • El problema o necesidad del cliente: Identifica cuál es el principal desafío o dolor del cliente y cómo afecta a su negocio

  • La solución que ofreces: Describe cómo tu producto o servicio puede resolver el problema o necesidad del cliente de manera única y diferenciada.

  • El beneficio que obtiene el cliente: Explica cómo el cliente se beneficiará de tu solución en términos cuantitativos o cualitativos.

Por ejemplo, si vendes un software de gestión de proyectos, tu declaración de valor podría ser: “Nuestro software te permite gestionar tus proyectos de forma eficiente y colaborativa, reduciendo los costes operativos y aumentando la satisfacción de tus clientes.”


4. Resuelve objeciones


Es normal que el cliente tenga dudas o inquietudes sobre tu oferta. No debes ver las objeciones como un obstáculo, sino como una oportunidad para demostrar el valor de tu solución.


Para resolver las objeciones de manera efectiva, debes seguir estos pasos:

  • Escucha con atención: No interrumpas al cliente ni le contradigas. Escucha cuidadosamente sus palabras y esfuérzate por comprender su perspectiva.

  • Empatiza con el cliente: Reconoce la validez de su objeción y muestra que entiendes su situación.

Por ejemplo, puedes decir “Entiendo que te preocupe el precio, es una inversión importante.”

  • Reformula la objeción: Repite la objeción con tus propias palabras para asegurarte de que la has entendido bien y para darle al cliente la oportunidad de corregirte si no es así.

Por ejemplo, puedes decir “Si he entendido bien, tu principal preocupación es el precio.”

  • Responde con argumentos: Presenta argumentos que respalden tu oferta y que refuten la objeción del cliente. Usa datos, testimonios, casos de éxito o garantías que demuestren el valor de tu solución.

Por ejemplo, puedes decir “Nuestro software tiene un precio competitivo en el mercado y te ofrece un retorno de la inversión en menos de seis meses. Además, tenemos una política de satisfacción o devolución del dinero.”

  • Confirma la resolución: Pregúntale al cliente si ha quedado satisfecho con tu respuesta y si tiene alguna otra objeción.

Por ejemplo, puedes decir “¿Te ha quedado claro el tema del precio? ¿Hay algo más que te preocupe?”

5. Cierra la llamada de manera efectiva


Cierra la llamada de manera efectiva
Cierra la llamada de manera efectiva

Cuando hayas logrado tu objetivo, cierra la llamada de manera efectiva. Esto podría ser programar una reunión de seguimiento, enviar más información o cerrar la venta directamente.


Para cerrar la llamada de manera efectiva, debes seguir estos pasos:

  • Resume los puntos clave: Haz un resumen de los puntos clave que has discutido con el cliente, destacando los beneficios de tu solución y las objeciones que has resuelto.

  • Pide una acción: Pídele al cliente que realice una acción concreta que lo acerque al cierre de la venta.

Por ejemplo, puedes decir “¿Te parece si te envío un correo con más detalles y una propuesta personalizada?”

  • Confirma el compromiso: Asegúrate de que el cliente se comprometa con la acción que le has pedido y establece una fecha y hora específicas para el próximo contacto.

Por ejemplo, puedes decir “Perfecto, te enviaré el correo hoy mismo. ¿Podemos hablar el próximo lunes a las 10 de la mañana para resolver cualquier duda que tengas?”

  • Agradece y despídete: Agradece al cliente por su tiempo e interés y despídete cordialmente.

Por ejemplo, puedes decir “Muchas gracias por tu atención y por tu confianza. Ha sido un placer hablar contigo. Hasta el lunes.”

6. Sigue el proceso de ventas


Si estás siguiendo un proceso de ventas específico, asegúrate de cumplir con cada paso de manera sistemática. Un proceso de ventas es una serie de etapas que te permiten guiar al cliente desde el primer contacto hasta el cierre de la venta.


Un proceso de ventas típico consta de las siguientes etapas:

  • Prospección: Consiste en identificar y contactar a clientes potenciales que cumplan con ciertos criterios de calificación.

  • Conexión: Consiste en establecer una relación con el cliente potencial y generar interés por tu oferta.

  • Exploración: Consiste en descubrir las necesidades, problemas y objetivos del cliente potencial y presentar tu solución como la mejor opción.

  • Demostración: Consiste en mostrar al cliente potencial cómo funciona tu producto o servicio y cómo puede beneficiarse de él.

  • Negociación: Consiste en resolver las objeciones del cliente potencial y llegar a un acuerdo sobre los términos y condiciones de la venta.

  • Cierre: Consiste en obtener el compromiso final del cliente potencial y formalizar la venta.

  • Seguimiento: Consiste en mantener el contacto con el cliente después de la venta para asegurar su satisfacción y fidelización.

7. Realiza un seguimiento


Después de la llamada, envía un correo electrónico de seguimiento agradeciendo al cliente por su tiempo y resumiendo los puntos clave discutidos.


Esto refuerza tu interés y compromiso.


En el correo electrónico de seguimiento, debes incluir los siguientes elementos:

  • Un saludo personalizado: Dirígete al cliente por su nombre y haz referencia a algún aspecto positivo de la llamada.

Por ejemplo, puedes decir “Hola [Nombre del Cliente], espero que estés muy bien. Me gustó mucho hablar contigo ayer.”

  • Un resumen de la llamada: Haz un resumen breve y claro de lo que hablaron en la llamada, destacando los beneficios de tu solución y las objeciones que resolviste.

Por ejemplo, puedes decir “Como te comenté, nuestro software te permite gestionar tus proyectos de forma eficiente y colaborativa, reduciendo los costes operativos y aumentando la satisfacción de tus clientes. También te expliqué cómo nuestro precio es competitivo en el mercado y cómo te ofrecemos una garantía de satisfacción o devolución del dinero.”

  • Una acción solicitada: Recuérdale al cliente la acción que le pediste en la llamada y pídele que la confirme o la realice.

Por ejemplo, puedes decir “¿Podrías confirmarme si recibiste el correo con la propuesta personalizada que te envié? ¿Tienes alguna pregunta o comentario al respecto?”

  • Una llamada a la acción: Invita al cliente a dar el siguiente paso en el proceso de ventas y crea una sensación de urgencia o escasez.

Por ejemplo, puedes decir “No pierdas esta oportunidad única de mejorar tu negocio con nuestro software. Reserva tu demostración gratuita hoy mismo y obtén un descuento especial si te suscribes antes del fin de mes.”

  • Una despedida cordial: Agradece al cliente por su atención y su confianza y despídete cordialmente.

Por ejemplo, puedes decir “Muchas gracias por tu interés y por tu tiempo. Espero tener noticias tuyas pronto. ¡Que tengas un excelente día!”

8. Haz una pregunta abierta


Después de presentar tu declaración de valor, haz una pregunta abierta que invita al cliente a participar en la conversación. Esto muestra tu interés en sus necesidades y abre la puerta para obtener más información sobre su situación.


Por ejemplo, “¿Puedes contarme un poco más sobre tu negocio y los desafíos que enfrentas en este momento?”


Una pregunta abierta es aquella que no admite una respuesta con un mero sí o no, sino que demanda una respuesta más detallada. Usualmente, las preguntas abiertas se inician con términos como qué, cómo, por qué, cuándo, dónde o quién.


Las preguntas abiertas tienen varios beneficios para las ventas telefónicas:

  • Te permiten descubrir las necesidades, problemas y objetivos del cliente de manera más profunda y precisa.

  • Te ayudan a establecer una relación de confianza y credibilidad con el cliente, al demostrar que te importa su situación y que quieres ayudarlo.

  • Te dan la oportunidad de adaptar tu oferta de ventas de manera más efectiva, al enfocarte en los aspectos que más le interesan al cliente.

  • Te facilitan el control de la conversación, al dirigir el tema hacia donde quieres y evitar que el cliente se distraiga o se desvíe.

Algunos ejemplos de preguntas abiertas que puedes hacer en una venta telefónica son:

  • ¿Qué te motivó a contactarme hoy?

  • ¿Qué tipo de solución estás buscando para [problema específico]?

  • ¿Qué resultados esperas obtener con [producto/servicio]?

  • ¿Qué criterios vas a utilizar para tomar una decisión de compra?

  • ¿Qué obstáculos o dificultades has encontrado al intentar [resolver un problema o lograr un objetivo]?

9. ¿Qué sucede si no quiere tomar la llamada?


Es posible que te encuentres con clientes potenciales que no quieren tomar la llamada o que te dicen que no tienen tiempo para hablar contigo. No debes aceptar un “no” como respuesta, sino intentar persuadirlos para que te escuchen y te den una oportunidad.


Para lograrlo, puedes utilizar las siguientes técnicas:

  • Ofrecer un horario alternativo: Si el cliente te dice que está ocupado en ese momento, puedes ofrecerle programar una llamada en otro momento que le resulte más conveniente.

Por ejemplo, puedes decir "Entiendo que estés ocupado en este momento. ¿Te gustaría programar una llamada en un momento que te resulte más conveniente? Estoy disponible durante toda la semana.” Puedes proponer un horario específico para aumentar las probabilidades de que acepte. Por ejemplo, puedes decir “¿Qué te parece si hablamos mañana a las 10 de la mañana?”

  • Asegurar brevedad: Si el cliente te dice que no tiene tiempo para hablar contigo, puedes asegurarle que la llamada será breve y directa al punto.

Por ejemplo, puedes decir "Por supuesto, no quiero ocupar mucho de tu tiempo. ¿Podríamos hablar por unos minutos ahora o te resultaría mejor más tarde?” Puedes darle dos opciones para que elija la que le convenga más. Por ejemplo, puedes decir “¿Te viene mejor hablar ahora o dentro de media hora?”


  • Preguntar por preferencias de contacto: Si el cliente te dice que no quiere hablar por teléfono, puedes preguntarle si prefiere otro medio de comunicación, como el correo electrónico o el mensaje.

Por ejemplo, puedes decir "Si una llamada telefónica no es lo ideal ahora, ¿te gustaría que te enviara información por correo electrónico o un mensaje con detalles para que puedas revisarlo más tarde?” De igual manera, puedes comprometerte a contactarlo nuevamente por teléfono en otro momento. Por ejemplo, puedes decir “De igual manera te contacto mañana a las 3:00 pm o 4:00 pm, ¿qué horario prefieres?”

  • Confirmar el interés: Si el cliente te dice que no está interesado en tu oferta, puedes preguntarle si tiene algún interés en el producto o servicio que le estás ofreciendo.

Por ejemplo, puedes decir "Entiendo que puedas estar ocupado. Antes de que te vayas, ¿puedo preguntarte si tienes interés en [mencionar brevemente el producto/servicio]? Si es así, podríamos coordinar un momento más adecuado para hablar al respecto.” Puedes mencionar algún beneficio clave o alguna ventaja competitiva de tu oferta para despertar su curiosidad. Por ejemplo, puedes decir “Si es así, podríamos coordinar un momento más adecuado para hablar sobre cómo [producto/servicio] puede ayudarte a [resolver un problema específico o lograr un objetivo].”


  • Ser agradecido y amable: Si el cliente insiste en que no quiere hablar contigo, debes ser agradecido y amable y no insistir más.

Por ejemplo, puedes decir “Gracias por tu tiempo, [Nombre]. No quiero interrumpirte si tienes cosas importantes que atender en este momento. Estaré encantado de hablar contigo cuando te resulte mejor. Pero te haré llegar la información por el medio que prefieras. ¿Te acomoda mejor hoy o mañana? ¡Que tengas un buen día!”

10. ¿Cómo ser más persuasivo?


Si quieres ser más persuasivo en tus ventas telefónicas, debes utilizar técnicas que capten la atención del cliente, generen interés y creen urgencia. Algunas de estas técnicas son:

  • Ofrecer un horario alternativo con valor añadido: Si el cliente te dice que está ocupado ahora mismo, puedes ofrecerle programar una llamada más tarde para que puedan discutir cómo tu producto o servicio puede beneficiarlo.

Por ejemplo, puedes decir "Entiendo que estés ocupado ahora mismo. ¿Te gustaría programar una llamada más tarde para que podamos discutir cómo [beneficio clave del producto/servicio]? Estoy seguro de que encontrarás esta conversación valiosa para [resolver un problema específico o lograr un objetivo].” Puedes enfatizar el valor añadido de tu oferta y el beneficio que obtendrá el cliente al hablar contigo.

  • Destacar la importancia del contenido: Si el cliente te dice que no tiene tiempo para hablar contigo, puedes destacar la importancia del contenido que le vas a ofrecer.

Por ejemplo, puedes decir "¡Hola [Nombre]! Sé que tu tiempo es valioso, y quiero asegurarme de que no te pierdas esta increíble oportunidad. Estoy llamando para hablar sobre [aspecto emocionante del producto/servicio]. ¿Puedo tomarme unos minutos de tu tiempo para compartir cómo esto podría [beneficiar tu negocio/mejorar tu vida]?” Puedes resaltar algún aspecto emocionante o novedoso de tu oferta y el impacto positivo que tendrá en el cliente.

  • Elogiar su interés previo: Si el cliente ha mostrado algún interés previo en tu producto o servicio, puedes elogiarlo por ello y aprovecharlo para iniciar una conversación.

Por ejemplo, puedes decir "Recibí tu interés sobre [producto/servicio] y pensé que sería genial discutirlo en detalle. Estoy aquí para responder a todas tus preguntas y proporcionarte la información que necesitas para tomar una decisión informada.” Puedes reconocer el interés del cliente y ofrecerle tu ayuda y asesoramiento.

  • Crear urgencia suave: Si el cliente te dice que no está interesado en tu oferta, puedes crear una urgencia suave para motivarlo a actuar.

Por ejemplo, puedes decir "Comprendo que estés ocupado en este momento. No obstante, me gustaría mencionarte que esta es una oportunidad que no querrás dejar pasar. ¿Qué te parece si reservamos unos minutos para hablar ahora y explorar cómo [producto/servicio] puede marcar la diferencia en [un beneficio específico]?” Puedes sugerir que tu oferta es limitada o exclusiva y que el cliente se perderá algo importante si no actúa pronto

  • Compromiso de valor añadido: Si el cliente te dice que no tiene tiempo para hablar contigo, puedes comprometerte a ofrecerle un valor añadido si acepta la llamada.

Por ejemplo, puedes decir “Entiendo que puedas estar ocupado. Para facilitarte las cosas, te prometo que esta llamada será breve y directa al punto. Estoy seguro de que te alegrarás de haber hablado conmigo cuando descubras cómo [producto/servicio] puede [resolver un problema o proporcionar un beneficio específico].” Puedes prometerle al cliente que la llamada valdrá la pena y que obtendrá algo de valor al escucharte.


11. Establece autoridad y credibilidad personal


Finalmente, para persuadir al cliente de que compre tu producto o servicio, debes establecer autoridad y credibilidad personal. Esto significa demostrar que eres un experto en tu campo, que conoces bien tu producto o servicio y que puedes ofrecerle al cliente la mejor solución para su situación.


Para establecer autoridad y credibilidad personal, puedes utilizar las siguientes técnicas:

  • Introducción con experiencia personal: Al presentarte al cliente, puedes mencionar tu experiencia personal en el sector o en el tema que vas a tratar.

Por ejemplo, puedes decir “Hola, soy [Tu Nombre] y llevo más de 10 años trabajando en el campo de la gestión de proyectos. He ayudado a cientos de clientes a mejorar su productividad y eficiencia con nuestro software.”


  • Muestra testimonios o casos de éxito: Puedes mostrar al cliente testimonios o casos de éxito de otros clientes que han utilizado tu producto o servicio y han obtenido resultados positivos.

Por ejemplo, puedes decir “Te voy a contar el caso de [Nombre de un Cliente], que es uno de nuestros clientes más satisfechos. Él logró reducir sus costes operativos en un 30% y aumentar la satisfacción de sus clientes en un 50% con nuestro software.”

  • Usa datos o estadísticas: Puedes usar datos o estadísticas que respalden tu oferta y que demuestren el valor de tu producto o servicio.

Por ejemplo, puedes decir “Según un estudio reciente, nuestro software es el más rápido y fácil de usar del mercado. Tiene una tasa de satisfacción del 95% y una tasa de retención del 90%.”

  • Ofrece garantías o pruebas gratuitas: Puedes ofrecer al cliente garantías o pruebas gratuitas que le den seguridad y confianza para probar tu producto o servicio.

Por ejemplo, puedes decir “Estoy tan seguro de que te encantará nuestro software que te ofrezco una garantía de devolución del dinero si no quedas satisfecho. Además, te regalo una prueba gratuita de 15 días para que lo pruebes sin compromiso.”

Las llamadas telefónicas son una herramienta esencial para el emprendedor, ya que le permiten vender sus productos o servicios, generar confianza y fidelizar a sus clientes. Sin embargo, para lograr el éxito en las ventas telefónicas, se requiere de una preparación previa, una estrategia definida y un entrenamiento constante.


En este artículo, te hemos mostrado cómo puedes mejorar tus ventas telefónicas siguiendo estos pasos:

  • Realiza una investigación previa sobre el cliente potencial

  • Conecta con tu prospecto

  • Presenta una declaración de valor

  • Resuelve objeciones

  • Cierra la llamada de manera efectiva

  • Sigue el proceso de ventas

  • Realiza un seguimiento

  • Haz una pregunta abierta

  • ¿Qué sucede si no quiere tomar la llamada?

  • ¿Cómo ser más persuasivo?

  • Establece autoridad y credibilidad personal

Esperamos que este artículo te haya sido útil y que puedas aplicar estos consejos en tus próximas llamadas telefónicas. Recuerda que la práctica hace al maestro, así que no te desanimes si no consigues los resultados esperados al principio. Con perseverancia y dedicación, podrás convertirte en un experto en ventas telefónicas y hacer crecer tu negocio. ¡Mucha suerte!

Yorumlar


Imagina lo que significaría para ti tener un sistema que te ayude a gestionar las solicitudes de tus posibles clientes, más rápido y con menos esfuerzo.

Suscríbete al Newsletter

Nunca te pierdas lo último

bottom of page